Empezó como una negligencia, pero acabó convirtiéndose en una tendencia de la que muchas personas seguro que se arrepienten ahora. Y es que la moda de calzarse unas deportivas sin calcetín alguno ha tenido ciertas consecuencias negativas entre muchos hombres.

Desde que la tendencia de ir sin calcetines para mostrar el tobillo en los estilismos ganó cierta relevancia, el número de personas que se ve obligada a acudir al médico para tratarse el pie de atleta ha aumentado.

Calcetines originales, la solución para el pie de atleta

¿Y por qué se ha producido esta extensión del molesto pie de atleta? Sencillo: resulta que cuando se sale a la calle sin calcetines, el sudor que causa el pie, uno es mucho más susceptible de sufrir cualquier tipo de infección. Al final, como consecuencia, se acaba contrayendo el pie de atleta, una infección bastante común en zonas cálidas y húmedas, como los pies, que deriva en la apertura de grietas en los pies y en la molesta irritación de estos. Por no hablar de que el pie de atleta es muy fácil de contagiar. Lo cierto es que la propia forma de ser de los pies, combinado con la idea de no llevar calcetines, acaba por conformar una tormenta perfecta que a menudo desemboca en infecciones como esta.

Por no hablar de las rozaduras que el no llevar calcetines suele causar, algo demasiado molesto como para seguir cualquier tipo de moda. Y es que no hay que olvidar que, al final, la moda es una herramienta que le tiene que servir a cada persona, y no al revés. Por ello, la idea de prescindir de calcetines, aunque habrá quien la considere atractiva estéticamente hablando, supone demasiados riesgos de infecciones e incomodidades en general como para seguirla.

Más aun teniendo en cuenta que en este mercado existen alternativas mucho más seguras y cómodas para quien decida que prefiere mantener su tobillo a la vista. La más obvia, es usar calcetines cortos. Muchos de ellos ni se ven, a no ser que te fijes mucho, y puedes estar seguro de que ofrecen las mismas comodidades que los calcetines más largos. Así, por contraposición, es evidente que los calcetines ofrecen no solo más comodidad y confort, sino un mínimo de seguridad, que nunca es mal recibida en estos casos.

Además, la cuestión de fondo es convertir a los calcetines en una prenda atractiva que guste a quien los lleva puestos y también a los demás, que tampoco está de más. Solo de esta manera se podrá erradicar esta tendencia de prescindir por completo de los calcetines que tantas molestias les han causado a muchas personas.

Los calcetines se están convirtiendo en una prenda tan importante como las demás desde un punto de vista visual, no solo desde un ángulo más funcional. Tan solo presta un poco de atención por la calle: seguro que encuentras a más de una persona que lleva con orgullo sus calcetines de colores, que sin duda le otorgan un look  diferenciador de los demás. Por ello, hoy existen multitud de opciones más seguras a esta tendencia gracias a las cuales se puede disfrutar de un diseño atractivo sin poner en riesgo la salud de uno mismo.

Puedes optar por calcetines humorísticos, con detalles de todo tipo o de colores estridentes que rompan con la monotonía de otras prendas o de un uniforme que hay que llevar cada día al trabajo. Como siempre ocurre con la moda, al final el resultado final lo tienes que vivir tú. Por ello, es importante sentirse cómodo con las elecciones que uno toma, al estar seguro de que estas no se volverán en su contra.