Ya estamos en otoño, y debes saber que los calcetines son el complemento estrella de la temporada por dos razones. Por un lado, la razón más lógica, es que en otoño guardamos las sandalias y sacamos los zapatos y las botas (calzado para el cual los calcetines son clave). Y, por otro lado, que los calcetines se han convertido en muchos casos en la pieza principal del look; son una manera extraordinaria de demostrar la personalidad, así como las emociones y los pensamientos, gracias al amplio abanico de modelos que existen.

 

¿Por qué los calcetines triunfan este otoño?

Basta con echar un vistazo a las tendencias en moda de la temporada, para comprobar realmente la importancia de los calcetines. Tanto en hombres como en mujeres, se llevan muchísimo los pantalones que quedan al tobillo y, por tanto, los calcetines van a la vista.

 

Además, en el caso de ellas, las botas y botines transparente son el calzado estrella de la temporada. Con este tipo de calzado, es indispensable que los calcetines sean uno de los elementos más llamativos del look.

 

Ideas para combinar los calcetines

 

A la hora de combinar los calcetines con el resto de las prendas que forman el look, lo cierto es que no hay ninguna regla escrita. Hasta hace no mucho tiempo, había una especie de norma social que señalaba que los calcetines debían combinar tanto con los pantalones como con los zapatos. Pero ya no. Ahora todo es mucho más libre.

 

Es más; ahora son cada vez más las personas que tratan de romper con las reglas y buscar el máximo contraste entre la ropa y los calcetines. Así, no es raro encontrarse con hombres de negocios que llevan por ejemplo un traje de chaqueta y pantalón en color negro o gris y, de repente, unos calcetines en un color llamativo como el amarillo o el fucsia.

 

Hay algunas personas que llevan la moda de los calcetines hasta el extremo. ¿Cómo? Llevando un calcetín de cada par. Claro que dentro de esta nueva moda hay diferentes tipos de personas. Quienes apuestan por la opción menos llamativa; calcetines diferentes pero sin que se note demasiado, por ejemplo uno en beige y el otro en naranja pastel. Y, los más extravagantes, con un calcetín con un estampado de lunares y el otro con un estampado geométrico.

 

Lo que está claro es que este otoño, a la hora de llevar calcetines, no hay nada escrito sobre cómo hay que llevarlos y combinarlos. Por lo tanto, simplemente déjate llevar por tus gustos y tu propia imaginación.