A menudo se dice que la moda está para experimentar con ella. Se trata de transgredir, pero siempre con un estilo determinado, unas reglas básicas que, básicamente, se limitan al buen gusto. Pero, en su gran mayoría, la moda sirve como herramienta de expresión y, por ello, hay que buscar nuevas vías que le arranquen a la gente nuevas respuestas, más allá de la indiferencia.

Es gracias a esta mentalidad que el calcetín se ha reivindicado y disfruta ahora de una segunda vida como rey de los estilismos. La que antaño era considerada una prenda fea, poco glamurosa y que había que esconder a toda costa, ahora es una pieza que merece la pena enseñar y disfrutar para que se vea que quien los lleva es alguien a quien le preocupan los detalles.

La nueva combinación ganadora, la de calcetines divertidos y mocasines

Y hoy, hay que hablar de una nueva combinación que, hasta hace solo un par de años, habría hecho que los más fashionistas se tiraran de los pelos: la de los mocasines con calcetines. Efectivamente, tras años de ser agredidos visualmente con las horripilantes combinaciones de sandalias y de otros zapatos veraniegos con calcetines, se le abre al calcetín la última frontera del calzado.

Pero desde luego, y a diferencia del combo sandalia-calcetín, la nueva corriente de conjuntar los mocasines con calcetines viene de una forma mucho más natural y fluida. Una recomendación sería la de combinar tus mocasines negros o de una tonalidad básica con unos calcetines gruesos que no desentonen en exceso con ese color. Si a esto le sumas prendas propias del invierno como un abrigo o un jersey oversize o unos pantalones amplios, llevarás sin duda un look ganador.

Y es que esta temporada son estilismos como este los que triunfan. Al fin y al cabo, tiene todo el sentido del mundo que, si hace frío, puedas ponerte calcetines. Independientemente del tipo de zapato que calces, el calcetín es una constante durante los meses más fríos sí o sí. Después, habrá que centrarse en cómo puedes enfundarte esos calcetines de una manera estilosa, pero la comodidad debe de ser en todo momento una de tus máximas prioridades.

Desde luego, a la hora de arriesgar llevando calcetines con cualquier tipo de zapatos, será mucho más seguro, desde un punto de vista estético, llevar unos calcetines divertidos e innovadores. Simple y llanamente porque así se crea la imagen de que todo está calculado, proyectando un aspecto más cuidado y estudiado, más estiloso.

La moda evoluciona a pasos agigantados, especialmente en lo referente al apartado de los calcetines, que en un periodo de tiempo relativamente corto ha pasado a convertirse en una de las cuestiones donde más se innova y experimenta. Así pues, si estás en búsqueda de nuevas ideas para combinar tus calcetines divertidos, no lo dudes: los mocasines son otra opción que merece (y mucho) tener en cuenta. Con unos buenos mocasines y unos calcetines elegantes y originales, el mundo caerá a tus pies.