Un día cualquiera por la mañana acudes a tu cajón de los calcetines para escoger el par que vas a ponerte ese día y, cuando encuentras uno de los dos calcetines que quieres, no logras hallar el otro calcetín que forma pareja con el que sí has encontrado. Es una complicación que, seguro, te ha ocurrido en alguna ocasión. Pues ya no tienes por qué temerle a esta situación. Cuando algo así te ocurra a ti, simplemente opta por ir con calcetines desparejados durante ese día.

Sí, has leído bien. Lo de ir con calcetines desparejados se está convirtiendo en una moda. Y es que había que aprovecharlo. Al fin y al cabo, los calcetines perdidos no son algo extraño en absoluto. Los americanos, que son tan dados a las iniciativas de este tipo, le han dado incluso un día al calendario para celebrar el fenómeno.

Los calcetines originales, ahora más atrevidos; llévalos desparejados.

Toma nota: el 9 de mayo se celebra en los Estados Unidos el National Lost Sock Memorial Day. Durante este día, se le rinde homenaje a todos aquellos calcetines que se pierden de manera constante en los hogares de todo el mundo para nunca volver a aparecer, así como a los calcetines que se quedan solos desparejados, soñando con la remota posibilidad de encontrar una nueva vida.

Pues precisamente esos calcetines desparejados han encontrado lo que estaban buscando. La moda de los calcetines desparejados consiste en ponerse dos calcetines que, siendo similares, no son idénticos. Obviamente, los límites los pones tú, pero la idea principal es que se trate de un par de calcetines que guardan cierta similitud en sus colores y/o formas, pero que se perciba que no forman parte de un mismo par.

Esta tendencia, que se utiliza también para reivindicar la figura del calcetín dentro del vestuario y las personalidades distintas y diferenciadas de cada uno, está teniendo mucho tirón en las redes sociales. Hasta tal punto, que en Instagram es ya habitual encontrarte alguna foto en donde unos calcetines desparejados sean los protagonistas. Es probable además que, si te fijas, veas un hashtag como #MismatchedSocks (calcetines desparejados) o #Odd Socks (calcetines extraños).

La gente parece aceptar con esta tendencia que a veces, las cosas, se pierden. Por ello, hay que adaptarse y cambiar junto con nuestro vestuario, de modo que expreses tu forma de ser al mismo tiempo que vistes a la última. Los calcetines desparejados son una manera de identificar las imperfecciones de la vida y, en última instancia, reírse de ellas.

El calcetín, la nueva prenda it en cualquier estilismo

Sin duda, la creación de modas como la de los calcetines desparejados es fruto de la atención creciente que se le dedica al vestuario y a todos los detalles relacionados. Y es que lo que antes era una prenda meramente funcional y aburrida a más no poder ha acabado por convertirse en una oportunidad más para innovar. No te quedes solo en los calcetines desparejados. Atrévete también con calcetines divertidos y originales que sean una declaración de tu propia personalidad. Y su pierdes uno de ellos, siempre puedes conjuntarlo con otro “calcetín viudo”.